Traductor

Romper el silencio

Uno de los grandes retos que la sociedad enfrenta respecto al abuso sexual es que durante siglos fue practicado de manera generalizada. Y por otro lado, conforme avanzó la civilización, se silenció bajo el oscuro manto de los tabúes religiosos y culturales. Así que las historias de abuso sexual infantil quedaron sepultadas en tres vertientes:

Romper el silencio

1. Las niñas o los niños abusados por un familiar querido que los amenazó. Que cuando pidieron ayuda fueron silenciados por la propia familia.

2. Quienes fueron abusadas o abusados por su padre y luego enviados con abuelos o tíos que también abusador de ellas o ellos, normalizando aún más violencia sexual en lamente infantil.

3. Quienes fueron abusados por el sacerdote de la iglesia, un amigo de la familia, un guía boy scout, un maestro, etcétera, y que bajo amenazas graves hizo creer a la o el menor que no habría salida.

Cuando hablamos de pedofilia, como cuando hablamos de violencia doméstica, tenemos que desechar la falsa idea de que el abuso sexual se da sólo en familia pobres y sin educación.

Los pedófilos se encuentran en todas las clases socioeconómicas, los hay cultos y famosos, ignorantes y desconocidos, poderosos y sin poder. Y las redes que protegen a los pedófilos están también en todas las esferas, públicas y privadas, desde las escuelas hasta los escenarios de rock y en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Así que la única forma de acabar con este problema, es hablando, rompiendo el silencio.

Algunos especialistas aseguran que hay hombres que se detienen ante el impulso pedófilo cuando su pareja habla o arroja luz sobre el tema, de manera que el pedófilo potencial sabe que no se saldrá con la suya.

Al hablar y romper el silencio, mandamos también un mensaje de advertencia, el cual indica claramente a los depredadores que no permitiremos más abusos.

Salvador Sostres pedófilo

En estos días en que se presume de mayor libertad en los medios de comunicación, se han de destapado públicamente personajes que declaran abiertamente sentirse atraídos por niños y adolescentes.

salvador sostres pedófilo

No es de sorprenderse que todos estos comentarios se hagan entre creencias machistas y misóginas, comprobando nuevamente que el abuso sexual infantil tiene su origen en la falsa creencia de que el varón adulto es superior a la mujer y a los infantes.

Los dejo con esta nota de "Público.es", en un nuevo caso más de un autodeclarado pedófilo:

Un tertuliano de Telemadrid se jacta ante niños de sus gustos sexuales



Todo ocurrió en cuatro o cinco minutos, durante una pausa publicitaria la semana pasada en el programa Alto y claro que presenta la periodista Isabel San Sebastián en Telemadrid.Tiempo más que suficiente para que Salvador Sostres, uno de los colaboradores habituales del programa y del diario El Mundo, hiciera públicos sus gustos sexuales al más puro 'estilo Sánchez Dragó' delante de un grupo de niños: con un cierto deje machista en sus palabras y mostrándose orgulloso de ello. Además, también mostró su lado más xenófobo cuando se enteró que varios de los niños que asistían al programa eran marroquíes.

Todo empezó con una pregunta inocente de Isabel San Sebastián: preguntó a sus tertulianos que asunto preferían comentar para cerrar el programa, si el anuncio de la lotería de Navidad o un desfile de Victoria's Secret.

La pregunta fue como levantar la veda de caza. Sostres empezó hablando de "este tipo de mujeres espantosas que llevan la ropa interior no conjuntada", ante la risa de otro tertuliano, Alfonso Ussía.

Entonces intervino Ussía para decir que él era "un enemigo atroz" de la ropa interior: "Odio la lenceria, aunque hay casos que con lo de arriba no hay más remedio".

Fue entonces cuando Sostres se soltó el pelo y empezó a hablar de las jóvenes: "Y especialmente claro, las mujeres cuando tienen una edad porque todo cae, pero las chicas jóvenes de 17, 18, 19… que es ahí donde está la tensión de la carne y ese punto mágico".

San Sebastián le mira y entonces presentadora y tertuliano tienen la siguiente conversación:

Sostres: "Isabel perdona, no me mires con esa cara de asco, Dragó se pasó con lo de los 13 años".

San Sebastián: " Te veo yo acercándote a mi hija y te mato".

Sostres: ¿Cuántos tiene?

San Sebastián: 23.

Sostres: Muy mayor, demasiado mayor ya.

San Sebastián: Te mato (…)

Sostres: ¿Sabes, la auténtica cosa esta casi virginal, que aún no huelen a ácido úrico, que están limpias? Que tienen olor a santidad, sabes, que parecen lionesas de crema, dulces (…) de estos pelos del primer rasurado, que aún no pican (…)".

San Sebastián: "Salvador que te calles, estás enfermo. Bea, que se jodan, no damos el desfile".

Es entonces cuando San Sebastián cae en la cuenta que entre el público hay niños de varios colegios que han venido a ver el programa. La presentadora les pregunta de dónde vienen y los niños le responden que de Catalunya, Marruecos y Cádiz. La respuesta sorprende a los tertulianos, pero Sostres sigue con sus chanzas: "¿De Marruecos y Catalunya? ¿Esto es un colegio o una ONG?".

Sostres sigue hablando y llega a decir cosas como que "el matrimonio es sexo por obligación mientras que ahora se folla". San Sebastián, cada vez más incómoda, le recuerda que hay niños. "Da igual, son de Rabat, allí ya van sueltos", replica Sostres en tono burlón ante la risa cómplice de Ussía.

La pausa termina con una pregunta de Sostres que tampoco tiene desperdicio: "¿Por qué la mujeres en cualquier conversación de estas en lugar de hablar del tema se imaginan a sus hijas en esta situación? No puede ser". San Sebastián le replica: "Porque hay depredadores como tú sueltos".

Grassi

Esta semana me encontré con una mala noticia: Grassi seguirá libre.

Grassi

El sacerdote católico Julio César Grassi, condenado a 15 años de prisión por dos casos de abuso sexual, seguirá en libertad luego de que la Cámara en lo Penal de Morón considerara "mal concedido" un recurso de la fiscalía y las querellas solicitando su detención inmediata.

La Sala I del tribunal decidió por dos votos contra uno no tratar los recursos que interpusieron tanto el fiscal como la querella por lo que Grassi, condenado en junio del año pasado, seguirá en libertad pese a que en septiembre último la Cámara de Casación Penal de la provincia confirmó su condena.

Pederastas

En estos días se han criticado fuertemente las declaraciones de algunas figuras públicas, quienes reconocieron abiertamente haber tenido relaciones con adolescentes. Estos pederastas no tienen ningún enfado en reconocer sus acciones y como todo pedófilo las justifican.

pederastas

Se trata de tres casos en particular los que han sido criticado a quienes se ha acusado de pederastas:

1. Silvio Berlusconi. El primer ministro italiano fue atacado por la prensa debido a la presencia de una menor de edad marroquí en sus "fiestas privadas", a lo cual respondió: "es mejor ser un apasionado de las chicas guapas que ser gay".

2. Sánchez Dragó. Reconoció haber tenido sexo con niñas de 13 años en 1967, cuando él tenía 31 años. Presume de este hecho en su más reciente publicación, en donde califica a estas niñas como "zorras" y "putas". Aunque aún hay polémica respecto a si el relato es verdadero, la sola aceptación de que un acto así no le sea reprobable lo califica como pederasta.

Los comentarios retratan la fuerte misoginia de estos hombres, misoginia que da origen a la pederastia en primer lugar. De ahí que comentarios como el del alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, sean tan criticados; pues quien es capaz de tratar a las mujeres en función de su capacidad para excitar al sexo masculino, es capaz por supuesto de abusar de una menor de edad, ya que para este tipo de personas la edad no es un impedimento, desde su perspectiva la mujer está para excitar sexualmente al hombre sin importar su edad.

La declaración en cuestión del alcalde de Valladolid, España, fue la siguiente:

Javier León de la Riva saludó el nombramiento de Leire Pajín como nueva ministra de Sanidad, afirmando que cuando ve “su cara y sus morritos, sólo piensa en una cosa,….

La complicidad del silencio

Comparto con ustedes esta nota, reflejo de una terrible realidad instalada en Patagonia:

La complicidad del silencio. Testimonios del abuso sexual de niños que remiten a la crueldad y la indiferencia. Víctimas invisibles de la otra Patagonia trágica.



Por Luis Frontera

Para definir el paso de la niñez a la pubertad la psicología recurre a los bogavantes, que al cambiar el caparazón bajan al fondo del océano, donde desarrollan una nueva envoltura protectora. El ocultamiento es una forma de preservación porque, en caso de recibir algún golpe, la herida quedará abierta para siempre, debajo de la corteza.

En el siglo XXI, y a pesar de estar documentado que ciertas heridas recibidas en la infancia son de por vida, la niñez se encuentra cada vez más explotada. Según las Naciones Unidas, la trata de personas, en el mundo, afecta a más de cuatro millones de mujeres y niñas. Y en la Argentina, para la Organización Internacional del Trabajo, al menos 500 mil personas están involucradas en esa forma de explotación.

En el 2001, UNICEF realizó un estudio sobre la explotación sexual comercial de niños en nuestro país, y demostró que el problema afecta a todas las clases sociales y a todas las edades y que "tiene relaciones con las instituciones policial, judicial, asistencial y con otras instancias del Estado".

A partir de un viaje a Pehuajó en el 2004, y después de haber recorrido varias ciudades, quien escribe encuentra una sola metáfora para sintetizar lo que ha visto y oído: si el país estuviese padeciendo un naufragio, al menos una parte del personal a cargo de la vida de los pasajeros, estaría usurpando los botes de las víctimas y gritando que "las mujeres y los niños van al final".

Alimentos. Apenas dos siglos atrás, los antiguos habitantes patagónicos se detenían por aquí, para invernar el ganado, antes de seguir viaje hacia lo que llamaban el País de las Manzanas, en la cordillera neuquina. Pero ahora, en General Roca, cuando no todos tienen alimento, están enjuiciados Alberto Fasanella y Andrés Reguera. Y entre el material que se les secuestró se encontraron las fotos de varias menores que, según dice, explotaban sexualmente y, entre otras, la de una pequeña de 13 años, desnuda, comiendo un plato de guiso.

También cerca de Roca, en Fernández Oro, desapareció en octubre del 2006, a los 16 años de edad, Otoño Uriarte, cuyo cadáver fue encontrado en el fondo de un canal, el 24 de abril pasado. Y buscarla fue pisar un hormiguero. Durante la investigación, que aún no arrojó resultados, la cuestionada jueza Carmen García García, dispuso una escucha telefónica a la comisaría de Choele Choel, organismo encargado de encontrar a la adolescente.

Este es parte de uno de los diálogos registrados entre el subcomisario Moisés Rodríguez y el suboficial César Cayumil, durante una conversación que mantuvieron con el dueño de un prostíbulo.

-Tengo que llevar una chica para fichar...

-¿Cómo está?

-Está re buena.

-¿Y de dónde es esta piba nueva?

-De La Pampa.

-Uy qué los parió... ¿Y cuántos años tiene?

-Acaba de cumplir quince.

Es célebre, por otra parte, que todo lo que tiene de bella y de mágica, la Patagonia lo tiene también de injusta. Y para comprobarlo alcanza con mencionar un hecho sucedido frente a Roca, en Neuquén, y que a la corrupción policial le suma las erratas de la Justicia.

Un documentado estudio detalla el caso de Valeria (14), reclamada por su madre y en poder de un hombre de 36 años de edad que la explotaba sexualmente. Al iniciarse una acción legal, el juez Martín Gallardo, según UNICEF, dispuso que "la justicia diera la guarda de la menor a su proxeneta quien, además, tenía prontuarios por tráfico de drogas y por robo".

El doctor Gallardo fue luego investigado y el Tribunal de Justicia local encontró que el magistrado había actuado en forma correcta.

Teorías. La figura menos estudiada, y tal vez la más importante, es la del adulto abusador que paga. Para Sigmund Freud, que no gustaba de calificar y que trató el tema en profundidad, un paidofílico es un "pobre diablo". Y el Talmud no se priva de condenar los abusos: "Quien es piadoso con los crueles acaba por ser cruel con los piadosos".

Una explicación actual sobre estos "abusadores seriales" la dan la filosofía y la sociología: Zygmunt Bauman y Giles Lipovetsky, entre otros, responsabilizan a ciertos aspectos de la posmodernidad. El estímulo constante de las necesidades y la frustración crónica, en una sociedad sin ningún proyecto histórico movilizador, suaviza las costumbres de unos y favorece las "acciones energúmenas" de los otros.

Lo cierto es que la explotación de niños en la Argentina alcanza una gravedad inusitada. Le dice, por ejemplo, un niño a un enviado de UNICEF: "Sí, a veces viene alguno de la justicia, pero para que les hagamos el servicio, no a defendernos". Y a la misma fundación le comenta una chiquita de 13 años: "Vienen viejitos y dicen te doy 20 pesos y hacemos un pete copado". La monja Marta Trejo, antes en Rosario y ahora en el Vaticano, comentó el caso de una mujer, infectada con el HIV, que explotaba sexualmente a sus hijitos de 4, 8 y 10 años, para darles de comer.

Sur. El sol, oculto tantos días, al salir otra vez en Bariloche, parece algo nuevo y nunca visto. Para llegar, por la Línea Sur, en la noche y con 17 grados bajo cero, pasaron pequeñas ciudades que dormían al costado de la ruta, como aerolitos recién caídos y apenas iluminados.

Ahora, para ir a los barrios altos, como Lomitas, hacia Frutillar, hay que cruzar la ciudad, pasar bosquecitos de caricias glaciales y hundirse en el barro y la nieve hasta los tobillos. Allí funciona el Grupo Encuentro, donde los chicos hacen barriletes con la maestra Diana Ross y donde Edith Espinoza y Luis, su marido, a los que llegan los reciben con pan caliente y recién hecho.

De los chicos que se alimentan y buscan refugio y afecto en Encuentro, según Espinoza, el 80 por ciento ha sido abusado o violado o explotado por el consumo sexual de niños.

Por su parte la arquitecta Mara Bou, militante consecuente de la delegación de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Bariloche (APDH), es enfática al referirse a la situación que se padece en la ciudad: "El abuso y el turismo sexual infantil son aquí una triste realidad. Pero los casos señalan dos ciudades diferentes: las víctimas siempre pertenecen al Bariloche de la marginalidad y la pobreza. Y los victimarios siempre son ricos: uno de ellos es un empresario acusado de abuso de menores y su causa transita los tribunales sin resolverse. Y el otro es un millonario venezolano, condenado por un caso similar, y que se suicidó, sospechosamente, mientras cumplía arresto domiciliario".

Mara Bou se refiere al magnate petrolero venezolano Pius Schlageter Boulton, que se mató en su mansión, mientras se investigaba su rol en un caso de abuso sexual de niños, en el 2003. Patricia Uribe, su cómplice, una trabajadora sexual, también se quitó la vida, rodeada de guardias que no la vieron, ahorcándose en una celda.

El otro caso, también acusado por explotar sexualmente a una niña de 12 años, fue el del supermercadista Juan Gilio, actualmente en libertad.

Pero, por ser el último que tuvo difusión, el caso más conocido es el de Heriberto Navarrete, mozo de un conocido restaurante céntrico de Bariloche: fue condenado a nueve años de prisión en el 2005, por mantener sexo a cambio de dinero con niñas de entre ocho y quince años, a las que le pagaba entre 15 y 20 pesos.

"Brown para arriba". El médico forense Leonardo Saccomano es un hombre afable, que vive en uno de esos barrios de Bariloche desde los cuales se ven el lago y los cerros nevados. Para llegar a Melipal hay que subir entre cipreses y sicomoros; y allí los bosques, con su reverdecimiento, sugieren una metáfora: todos los años tienen una nueva primavera, mientras que los humanos, viven una sola y a veces no pueden gozarla.

Leonardo Saccomano, que estuvo en la autopsia de Otoño Uriarte, recibe a NOTICIAS en su casa y recuerda que, durante el caso Navarrete, tres niñas de 12 a 14 años de edad, sufrieron contagios de sífilis, enfermedad que, como es sabido, aumenta la vulnerabilidad frente al sida. También asegura el forense que, en 1988, el primer infectado de HIV que tuvo la ciudad, fue un adulto que abusó y contagió a una chiquita que murió de sida, mientras que el violador la sobrevivió.

En cuanto al tema de la explotación sexual de niños en Bariloche, Saccomano es terminante: "Estamos haciendo lo del avestruz. No hay una actuación de los organismos del Estado que debieran trabajar y la niñez está desamparada".

Por las lujosas peatonales de Bariloche, en tanto, la policía no sabe qué hacer con los chicos que están en la calle. Últimamente, según se pudo ver, los uniformados aplican una renovada forma de apartheid y los expulsa de la calle Brown para arriba, hacia los barrios altos y pobres.

Retrato. Hace tres años, y apenas ella dijo que quería contar su historia, se llamó a la APDH de Bariloche para que fuera testigo de la conversación. Tenía 14 años de edad recién cumplidos, un hijito de pocos días entre sus brazos y llevaba puesto un vestido que parecía de una hermana dos años menor. Ante una broma cariñosa, destinada a mencionar que era una madre muy joven, bromeó, mirando al bebé: "Este es 10 minutos menor que yo".

Había quedado embarazada del mozo Heriberto Navarrete, ahora preso, que le pagaba con 15 pesos o con comida, a ella y a otras menores. Pero por entonces su vida estaba cambiando, para bien. Un policía que solía pasar con el patrullero por la esquina en donde ella habitualmente buscaba clientes, la levantaba y la llevaba a un albergue transitorio frente a la terminal de micros. Se habían enamorado y querían casarse.

En un momento, aquella vez, hace tres años, se le había preguntado por sus sueños, y contó varios y eran todos musculares, violentos: "Sueño que corro, que pego, que vuelo, que salto". Hablaba mucho de comidas, también.

Y entonces hacía pensar en una frase de Nietzche: "El hambre es un ladrón que te roba el alma".

Tres años después no se la encuentra. No está. Ninguno la vio. Dicen que el policía fue sacado de Bariloche y destinado a otro lugar. Y que a ella, una jueza le hizo firmar la adopción del hijo. Y que tuvo que entregarlo.

Nadie, tampoco, sabe nada del bebé. Entonces, sabiendo que ya es un chico de tres años, hay que despedirse de Bariloche con una pregunta: ¿Qué habrá sido de él? ¿Caminará de Brown para abajo o de Brown para arriba?

No a la erotización infantil

Me encontré en el blog "Sexismo Publicitario", un breve mensaje en contra de la erotización infantil que quiero compartir con ustedes:

No a la erotización infantil

El mensaje del rescate de la ciudadanía de la infancia es
esencialmente el mensaje de la esperanza. Respetemos
a los niños, démosles la prioridad absoluta en el proceso
de refundación del estado de la ciudadanía plural. Vale la
pena hacer de esta prioridad el frente principal de la lucha
para un mundo sin violencia, para una manera humana
de satisfacer las necesidades de todos para una sociedad
justa para la democracia, realicemos la alianza con los
niños. Los niños son buenos para la democracia
”.

Alessandro Baratta
(criminólogo, penalista y filósofo italiano 1933-2002)

TALLER: Mitos y Realidades del Abuso Sexual Infantil

La organización civil "Generando Equidad", nos invita cordialmente a la sesión del módulo "Violencia y Discriminación", con el tema "Mitos y Realidades del Abuso Sexual Infantil".

TALLER: Mitos y Realidades del Abuso Sexual Infantil

El taller se impartirá los días 19, 20 y 21 de octubre en las siguientes sedes:

-CENDI “La Casa de los Pollitos”, ubicado en Virginia Fábregas No. 4, Col. Los Presidentes, Temixco, Morelos. El día martes 19 de octubre, a las 16 hrs.

-CENDI “Anna Freud” en Benito Juárez 56, Col. Acatlipa, Temixco, Morelos.
Miércoles 20 de octubre, 16 hrs.

-CENDI “Yostaltepetl” en Camino a Puente Blanco 2, Col. Centro, Emiliano Zapata, Morelos. Jueves 21 de octubre, 16 hrs.

LA ENTRADA ES TOTALMENTE GRATUITA!!!!!!!!!!!!!!!!

Informes: generandoequidad@gmail.com

Prejuicios y desinformación

Una mujer que asistió a una charla sobre sexualidad infantil, de pronto se levantó de su asiento y dijo a toda voz: "¡Doctora, lo que usted dice es horrible! ¿Quiere que acepte que mi preciosa niña de tres años se masturba? ¿A dónde hemos llegado?" La mujer preguntaba eso honestamente aterrada, como si la sexualidad infantil fuera un asunto de moda. Como cuando el abuelo reclama que a dónde ha llegado la juventud cuando las niñas pueden jugar futbol o los niños bailar ballet.

Prejuicios y desinformación

Nuestros prejuicios y la desinformación que hemos vivido durante siglos nos han impedido admitir que el desarrollo de la sexualidad, el placer erótico y el yo erótico comienzan el día en que nacemos.

Justamente esos miedos, esa falta de cultura científica sobre el cuerpo, sobre la sexualidad, el erotismo y el desarrollo de la mente humana durante la infancia han sido elementos para arrojar un manto de oscuridad y silencio sobre la violencia sexual y el abuso infantil.

Ante el abuso y la prevención ¡sí hay respuesta! No podemos centrarnos en las historias de los pedófilos sin entender cómo la sociedad y la cultura les permiten existir y subsistir impunemente.

Acercarnos a Dios o a la fe también es muy importante. Tener una vida espiritual sana es fundamental para millones de personas. La educación sobre salud sexual acompañada de valores morales no es solamente la mejor manera de prevenir el abuso o de que, en caso de que hayan sido abusadas a pesar de nuestros esfuerzos, nuestras criaturas puedan sanar eventualmente y vivir una vida feliz, sino también la mejor manera de evitar que miles de niños crezcan para convertirse en pedófilos, pederastas y violadores.

Manoseos

Recientemente leí el comentario de una joven que había abandonado por completo la religión de sus padres, debido a que su prima fue víctima de manoseos durante una misa de Domingo de Ramos.

manoseos

Relataba la joven, que cuando eran niñas (ella y su prima) las llevaron a Misa de Domingo de Ramos, fecha en que la iglesia se atiborraba de gente. Fue un padre de familia el que molestó a la prima con manoseos indebidos, y entre las cosas que más le repugnaron fueron los gemidos del abusador.

Mientras leía el relato, no pude evitar preguntarme por qué ninguna de las dos niñas dijo algo a sus padres. Me puse a pensar entonces en que a los niños no se les habla desde pequeños de sexualidad ni de lo que está permitido o lo que no se debe hacer. Ese silencio y falta de información, les obliga a callar este tipo de situaciones porque no saben qué hacer, cómo reaccionar o tienen miedo a qué les dirán sus padres.

Algunos pequeños temen realmente ante la reacción de enojo de sus padres, y más aún de la comunidad sobre todo en sitios públicos que se supone son sagrados como los templos e iglesias.

Sin embargo, el silencio guardado por estas niñas no es exclusivo de la infancia. Recuerdo una experiencia similar en un concierto, cuando una amiga mía me pidió que nos fuéramos. Al principio no entendía por qué, el lugar estaba lleno de gente y todos se estaban divirtiendo; pero como era mi amiga le dije que sí, y salimos de entre la multitud. Después en privado me contó que un hombre la estaba manoseando.

Siendo una adulta joven, mi amiga no enfrentó al abusador, no lo exhibió ante la comunidad ni dijo nada en el momento de los manoseos.

Estamos acostumbrados a callar los abusos, porque se nos ha enseñado que hay cosas vergonzosas e incluso se nos hace sentir culpables de las agresiones como si las provocáramos. Todos estos sentimientos surgen desde la niñez a través de la educación familiar, pero se perpetúan incluso como adultos.

Enseñemos a nuestros hijos a no callar frente a un abuso, a tener confianza hacia los progenitores para cuenten lo ocurrido y no dejemos que los abusadores se vayan libres para atacar a otras víctimas.

No lo hagas si no quieres

Es muy importante enseñar a los hijos a que no deben hacer cosas que los hagan sentir incómodos.

No lo hagas si no quieres

No se le debe obligar a un niño a besar o abrazar un familiar si no quiere, ni mucho menos regañarlo si no lo hace, aún si en nuestra familia se considera como de "mala educación".

La importancia de esto, radica en que los niños deben sentir confianza hacia los adultos que les rodean. Si son capaces de evitar situaciones que les resultan incómodas, con la aprobación paterna, entonces será más fácil para los pequeños librarse de situaciones de abuso sexual.

De la misma manera, debemos inculcarles que nadie tiene derecho a tocarlos, abrazarlos o besarlos si no lo desean, ni siquiera compañeros de su misma edad. Y que si se llegan a sentir incómodos con alguna situación deben alejarse lo antes posible.

Muchos niños experimentan el inicio de su sexualidad "a la fuerza", es decir que hacen cosas por presión externa y no porque realmente lo deseen. Por ejemplo el caso de un niño de 13 años que le gustaba a una chica de su clase, la chica lo arrinconó en las escaleras de la escuela y lo besó, él no supo que hacer ni como reaccionar. Aunque al muchacho le agradaba la joven, se sintió incómodo por la forma en que pasó.

Este tipo de experiencias pudieran parecer inocuas, pero cuando no se les enseña a los chicos a huir de este tipo de situaciones, las consecuencias suelen ser terribles cuando se encuentran con adultos que desean forzarlos.

Un ejemplo más positivo le ocurrió a una niña de 10 años:

Jugaban a la botella y le tocó darle un beso a otro niño. Los dos estuvieron de acuerdo, se metieron en un closet y se dieron un beso de "piquito". Ella explicaba que sentía como nervios bonitos, disfrutó la experiencia.

Tiempo después, un primo más grande que ella la quiso besar para "enseñarle" como besan los hombres, inmediatamente la niña salió corriendo y le contó a su mamá pues le habían enseñado que nunca debe hacer algo que no desee y que debe salir si se siente incómoda.

Un niño que identifica sus emociones y que acepta que está descubriendo su sexualidad, podrá en la mayoría de los casos evitar o al menos evidenciar un intento de abuso sexual.

Preadolescencia

La preadolescencia es una de las etapas más importes en la vida, pero también es la que implica más peligro en cuanto al abuso sexual se refiere.

Preadolescencia

Entre los 10 y los 11 años los chicos comienzan a utilizar con mayor frecuencia la Internet: chatean, usan redes sociales y hacen amistades a través de la red virtual.

Las chicas estarán expuestas constantemente a mensajes en donde las mujeres se perciben como objetos o modelos hipersexuadas y provocadoras. Los paradigmas de Britney Spears o Paris Hilton son competencia desleal para cualquier familia que quiera evitar que su hija sueñe con ser bailarina de strip tease y vestirse como tal.

Los chicos también pueden verse tentados a mirar pornografía, corriendo el riesgo de entrar en contacto con escenas realmente fuertes que incluyen violencia, sexo con animales o con adolescentes.

Utilizar mecanismos de protección en las computadoras de casa y exigirlos en las de la escuela es fundamental, pues ésta es las edad en que más pedófilos contactan con niños y niñas.

Pornografía infantil

Esta semana encontramos una triste noticia, compartimos la nota con ustedes esperando que sea motivo de reflexión:

Pornografía infantil

México, primer lugar en producción de pornografía infantil: Organización Infancia Común



“Tristemente, México es el primer lugar en América Latina en producción de pornografía infantil; la gente creé que sólo son fotos o que sólo es un video, pero eso daña y los daña para siempre porque a veces son relaciones reales y otras simuladas, pero esos niños están siendo trastocados en su integridad y están siendo sometidos a una serie de experiencias que no tiene que sufrir un niño o un adolescente”, declaró Mayra Rojas Rosas, representante de la Organización Infancia Común, durante su participación en el Segundo Congreso Latinoamericano sobre Trata y Tráfico de Personas que se lleva a cabo en la Universidad Iberoamericana Puebla.

En rueda de prensa, Rojas Rosas dijo que el tema de la explotación sexual de niños y adolescentes no es nuevo; sin embargo, es hasta ahora que se hace visible para la sociedad. “Si estás hablando de explotación sexual, lo que la gente llama prostitución, los estudios más recientes son de 2003 y hablan de entre 16 y 20 mil niños explotados sexualmente. Un estudioso de la problemática dice que en la frontera sur se cuentan entre 60 y 70 mil niños en trata laboral o sexual. No hay estadísticas fidedignas ni estudios propios, a nadie le interesa, al Estado no le interesa y se requieren muchos recursos para hacer esta investigación”, dijo ante los representantes de los medios de comunicación.

Posteriormente, aseguró que, en general, la trata de personas es un negocio más grande y más redituable que el narcotráfico. Consideró que la única forma de combatir este delito es a partir de la cooperación y del impulso, de la exigencia de la “visibilización” del problema. “No se trata de un problema de persecución, se trata de construcción; hay que modificar las legislaciones, generar espacios para dar atención integral a las víctimas de trata y que tengan posibilidades de desarrollar una vida diferente. Que el Estado asuma parte de su responsabilidad porque a veces por presuntas complicidades u omisiones hemos tenido problemas”, enfatizó.

Por último, la representante de la Organización Infancia Común se refirió a los ninis, los jóvenes que ni estudian ni trabajan. Mencionó que los jóvenes no cuentan con las oportunidades suficientes para desarrollarse porque el Estado no les ha dado la oportunidad y muchos han tenido que unirse a las bandas de delincuencia. “Exigimos al Estado, desde este foro, que tome cartas en el asunto, lo que está haciendo en este momento es autoaniquilarse porque un Estado que no protege a su gente no tiene sentido”, finalizó.

Boy Scouts

Leyendo una nota sobre los expedientes del grupo "Boy Scouts" acerca del abuso sexual, recordé que hace algunos años que nos hicieron la propuesta de inscribir a nuestro hijo mayor a esta actividad.

Boy scouts

En aquel entonces, pensando precisamente en la enorme cantidad de tiempo que el pequeño pasaría solo con adultos desconocidos, su padre decidió no inscribirlo (a decir verdad a mi no me hacía gracia el asunto, pero porque prefería que mi hijo hiciera otro tipo de cosas).

A final de cuentas, reflexionando sobre este episodio, me doy cuenta de que en realidad no podemos cuidar a nuestros hijos todo el tiempo ni vivir por ellos. Esto es ilógico e insano para su desarrollo emocional.

Lo que sí podemos hacer es educarlos para protegerse de los peligros. Así como enseñamos que no deben aceptar golosinas de ningún desconocido, pues enseñarles también que no toda la gente tiene buenas intenciones y que si se sienten incómodos con alguna situación deben contarlo.

Sin embargo, no es suficiente con las palabras, sino que debemos demostrar nuestros pensamientos con acciones. De manera que debemos siempre demostrar a nuestros hijos que pueden confiar en nosotros y hablar cuando lo necesiten. Deben saber que no nos enojaremos ni asustaremos, que somos un apoyo firme para ellos en momentos difíciles de su vida.

De manera que podríamos inscribir a nuestros hijos para que sean Boy Scouts, o podrían probar con cualquier otra actividad: deporte, danza, música. Y tener la certeza de que pase lo que pase, siempre creeremos en ellos y los apoyaremos.

Educación infantil

Hace algunos años, insertar educación sexual en el núcleo familiar era impensable. Conozco por ejemplo el caso de una niña de cuatro años (hoy una señora adulta de 60 años), a quienes sus papás le propinaron una golpiza, por decir que una señora "tenía un bebé en la panza".

educación infantil

La mayoría de las personas mayores de 30 años crecimos en una cultura en la cual la violencia era común en los procesos educativos, y por supuesto había cosas de las uno no debía hablar. Los profesores podían jalar las patillas de los alumnos por un error gramatical y dar reglazos y bofetadas a la menor provocación. Millones de padres aseguraban que más valía una nalgada a tiempo y los cinturonanzos eran aceptados y promovidos como buenos métodos educativos.

En estas circunstancias ningún niño podía negarse a las peticiones adultas, incluyendo situaciones de abuso sexual infantil. Fue el duro trabajo de muchos especialistas el que logró demostrar las causas y consecuencias del abuso infantil de cualquier índole.

Sin embargo, en estos tiempos también se está cayendo en un extremo peligroso. Los padres tienen tal miedo de no traumatizar a sus hijos y de que no sufran lo que ellos sufrieron, que no ponen límites en la educación de sus hijos. Desgraciadamente, sin límites no se pueden aprender principios ni valores, y tampoco se sabe en quien confiar. No saber en quien confiar, expone a nuestros hijos a los peligros de los depredadores sexuales.

Actualmente hay una corriente de psicoterapeutas especializados que están atendiendo a hombres y mujeres jóvenes, entre los 20 y 21 años de edad, que sufren inseguridad, inmadurez sexual y erótica, miedo y desapego emocional. Es decir, no están preparados para la vida adulta.

Estos adultos jóvenes, no sólo crecieron sin límites en su familia, sino que además fueron sobreexpuestos a la cultura televisiva que reproduce valores contradictorios, sexistas, machistas, aniñantes, que enaltecen el maltrato y la intolerancia.

Con lo cual, nos hemos vuelto una sociedad hiperinformada, pero mal informada; mucho no significa bueno. La violencia sigue normalizada entre adolescentes, niños y niñas.

Aunque se procura ya no utilizar castigos corporales, el resultado sigue siendo el mismo al no poner límites y desproteger a nuestros hijos, así como exponerlos a maneras inadecuadas de vivir el mundo a través de la televisión y la publicidad.

Es responsabilidad de todas las personas adultas erradicar esos valores de agresión y maltrato como formas de control, educación y dominio. El reto es lograr una educación integral, amorosa y activa.

Preguntas sobre sexo

Seguiremos recalcando que la educación sexual es el mejor preventivo para el abuso. Si tu pequeño o pequeña te hace preguntas sobresexo, ya sea porque tiene curiosidad natural acerca de su cuerpo o porque escuchó algún comentario, responde y aclara todas sus dudas.

preguntas sobre sexo

Cosas que no debes hacer cuando tu hijo(a) te hace alguna pregunta sobre sexo:

-No te enojes. Nada causa más miedo en un niño, que el enojo de un adulto. Si respondes con enojo, tu hijo jamás volverá preguntarte y las dudas que tenga las resolverá en otro lugar.

-No entres en pánico. Si tu hijo o hija nota que actúas con nerviosismo o con reticencia al momento de hablar contigo, entonces se confundirá con lo que le digas. Además, al actuar de forma nerviosa darás la impresión de estar hablando de algo malo o peligroso.

-No mientas. Las mentiras destruyen la confianza en toda relación. Si le mientes a tu hijo, él se dará cuenta tarde o temprano y entonces jamás volverá a creer nada de lo que digas.

También debes recordar, que las preguntas de un niño no siempre tienen el mismo sentido que para el adulto. Por ejemplo, está el caso de una niña que preguntó qué es pene, porque escuchó a alguien decir "hay que rezar para que su alma no pene"; y también un niño que preguntó por dónde nacen los bebés, porque había escuchado que nacen en un hospital. Antes de responder, asegúrate de saber qué es exactamente lo que está preguntando tu hijo o hija, si tienes duda puedes preguntarle dónde escuchó su duda o por qué lo pregunta. De esa manera no lo confundirás y darás respuestas más acertadas.

Expresar emociones

Además de otorgar educación sexual a nuestros hijos para prevenir el abuso sexual infantil, otra cosa que debemos hacer es enseñarles a identificar y expresar sus emociones.

expresar emociones

Un niño o niña que es capaz de decirle a un adulto "no me gusta que me hables así porque me siento asustada" o "me pongo triste cuando no me escuchas", será un infante mejor protegido.

Nombrar claramente las emociones y sentimientos, ayuda al niño a verbalizar cualquier intento de abuso. Un niño que sabe expresar lo que le duele, incluso en cuanto a lo que hacen sus propios padres, difícilmente guardará silencio si alguien intenta entrar en su habitación o llevarlo a algún lado con el propósito de abusar de él.

Los pedófilos eligen conscientemente a sus víctimas, y casi nunca se atreven a abusar de niños y niñas informados que saben expresar lo que sienten y viven. Saben que esta clase de niños los denunciarán inmediatamente sin importar las amenazas que se les hagan.

Es muy importante además, enseñar a los niños expresar sus emociones aunque sean negativas como el enojo y la ira, y aunque sean con respecto a familiares muy cercanos y queridos como mamá o papá. Las estadísticas mundiales nos dicen que en el 80% de los casos de abuso sexual infantil, el violador es el padre, abuelo, padrastro, tío, hermano o primo; de manera que los niños deben saber, que aunque tengan sentimientos negativos de sus familiares, pueden expresarlos sin temor a castigos ni represalias.

Por último, sólo para aclarar, que el 80% de los abusadores sean hombres, no implica que el 80% de la población masculina abuse sexualmente. Aún así, es necesario preparar a nuestros hijos de manera que no se conviertan en víctimas de depredadores.

Educación sexual para niños

En otras publicaciones hemos recalcado la importancia de la educación sexual para niños, misma que previene el abuso sexual infantil y ayuda a vivir de forma responsable la sexualidad al llegar a la adolescencia y durante la vida adulta.

educación sexual para niños

La siguiente es una lista de consejos al abordar la educación sexual para niños:

1. Deshacerse de los falsos consejos populares que dicen que nunca debemos decirles nada que no pregunten.

No enseñarles sobre sexualidad a los niños si no preguntan, equivale a no enseñarles a ir al baño hasta que pregunten como aguantarse lo suficiente para no mojar el pañal. Además, muchos son muchos los niños que no preguntan por temor a la reacción de sus padres.


2. La educación es formación.

Así como enseñamos a los hijos sobre nutrición, así también debemos enseñarles sobre sexualidad conforme van creciendo: sobre los cambios en su cuerpo tanto físicos como emocionales, para qué se dan estos cambios, sobre la vida en pareja y el erotismo entre otros temas.


3. Establecer acuerdos con los familiares que ayudan en la crianza del menor.

Entre los adultos que cuidan a los hijos debe haber congruencia y honestidad. Si en casa los padres hablan sobre sexualidad a los hijos, entonces los abuelos u otros familiares que ayudan en el cuidado de los menores no deben establecer mitos, tabúes o prejuicios respecto al sexo.

Por ejemplo, decirles que la masturbación los dejará ciegos o que les hará crecer vello en las manos, sólo conlleva al pensamiento de que los adultos mienten y no son de fiar. Lo mismo con otras "explicaciones" que comúnmente se les da a los niños, como que la cigüeña trae a los bebés o explicaciones a medias como que los bebés nacen de la "panza" de la mamá (muchos niños se llegan a preguntar cómo es que la mamá se comió un bebé para que llegara al estómago).


4. Explicar a los hijos que no es correcto que los adultos tengan conductas sexuales delante de ellos.

La gran mayoría de los pedófilos actúa por aproximaciones. Comienzan exhibiéndose, tocándose o masturbándose frente a los menores. Por lo tanto se debe explicar claramente a los hijos que significan esas conductas (explicarles qué es la masturbación por ejemplo) y que ningún adulto debe exhibirse así frente a un niño; y que si eso pasa el menor debe denunciarlo a sus padres o a un adulto de confianza.


5. Desinformar es exponer al peligro.

Muchos padres creen que al no hablarles a sus hijos sobre sexualidad, mantienen la "pureza" de los niños más tiempo. Esta forma de pensar no sólo transmite la idea de que el sexo es malo y sucio, sino que además expone a los niños a depredadores sexuales que se aprovechan de su ignorancia.


6. Debe haber congruencia entre la educación en casa y la educación escolar.

La congruencia entre la educación de casa y la escolar es más importante de lo que generalmente se cree. Cuando hay incongruencia entre ambas se está transmitiendo un mensaje contradictorio; pues si en casa se habla abiertamente de sexualidad, pero en la escuela no se habla de ello porque es pecaminoso, entonces los niños desconfiarán de ambas partes y buscarán información en otro lado aunque no sea la correcta y adecuada.

Aún cuando se trate de una escuela religiosa, ésta puede enseñar a sus alumnos sobre sexualidad y valores.

¿Y tanto escándalo por una María?

El siguiente reportaje ya se encuentra en muchos sitos web, recibió el Premio Nacional de Periodismo "Rostros de la Discriminación" que otorga el Alto Comisionado de las Naciones Unidas, también mención honorífica del Conapred y ganó el Premio Nacional de Periodismo Contra la Discriminación "Gilberto Rincón Gallardo" en la categoría "Artículo de Opinión".

Y tanto escándalo por una María

El artículo fue escrito por la periodista Tania Meza Escorza, y relata la discriminación y el abuso de poder por parte de las autoridades que sufrió una niña de origen indígena después de haber sido violada tumultuariamente por un grupo de hombres que aseguraban ser "influyentes".

Lo publicamos aquí por tratarse de un severo caso de abuso sexual infantil, en donde además la víctima tuvo que sufrir también el abuso de las autoridades. También puedes encontrar esta misma publicación en nuestro blog sobre discriminación.


¿Y tanto escándalo por una María?



“Eres una puta”, “eres una mentirosa”, “¿por qué metes a los medios de comunicación en esto?”, “nada más quieres perjudicar a los muchachos”

México, 23 ago. 10. Desde Abajo. Una niña indígena, analfabeta y pobre, está sufriendo una segunda violación tumultuaria. La primera vez fue en abril de este año, cuando cuatro sujetos abusaron sexualmente de ella durante toda una noche. La segunda violación masiva es la que ha venido padeciendo por parte de personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJH) en su intento por castigar a los culpables.

Un ejemplo de esto último ocurrió el pasado 7 de septiembre, cuando la psicóloga de la Subprocuraduría de Atención a la Familia y a la Víctima (SAFV) de la PGJH, intentó convencerla de que el acto de violencia sexual no había ocurrido.

Pero ni todos los insultos y cuestionamientos que la psicóloga gritaba tan cerca de su cara, le hicieron dudar sobre lo ocurrido la peor noche que ha vivido en sus catorce años de existencia.

El 28 de abril de 2009, en Cuautepec, Hidalgo, la niña indígena salió de trabajar de la casa en donde laboraba como empleada doméstica. Se dirigió hacia su hogar y al pasar por el mercado municipal, se encontró con su primo, quien bebía junto con otros tres jóvenes adentro de una zapatería.

Él la invitó a pasar. Ella rehusó, pero él la introdujo de un jalón en el negocio que para esas horas ya no daba servicio al público. La puerta de la cortina del comerció se cerró y esa noche sólo volvió a abrirse dos veces más. La primera de ellas para que, vigilada por sus violadores, la niña saliera tambaleándose a orinar, y fuera regresada por la fuerza al interior del negocio. La segunda ocasión, para que dos de los cuatro hombres la llevaran en vilo a lo que ella creía que nuevamente era necesidad de orinar, pero que resultó ser la sensación de quien tiene la vagina y el ano brutalmente desgarrados.

La puerta de la cortina no volvió a abrirse hasta las seis de la mañana del día siguiente, cuando los violadores por fin decidieron que era suficiente y dejaron ir a la niña, luego de amenazarla para que no denunciara el hecho, bajo promesas de dañarla a ella y a su familia, así como de mostrar el video que le habían tomado durante la violación tumultuaria.

Hija de indígenas serranos que hace varios años migraron hacia Cuautepec, y que a lo largo de su vida han recibido toda clase de violencia, la niña hizo lo que hasta entonces estaba acostumbrada a hacer: cerrar la boca y obedecer, tal como mandata su condición de mujer, pobre e indígena.

Como la pequeña en ocasiones se quedaba a dormir en el lugar donde trabaja, a su familia no le extrañó que esa noche no hubiera llegado. Lo que sí les sorprendió fue la profunda depresión en que la menor cayó durante los siguientes días. Luego de varios intentos, sus padres por fin lograron conocer la verdad.

La pareja de vendedores de hierbas en el mercado municipal, acudió junto con su hija a levantar la denuncia a la presidencia municipal de Cuautepec, el 1 de mayo de 2009. Demasiado tarde, porque uno de los violadores, muy cercano al alcalde, ya se les había adelantado.

Aún cuando en la presidencia de Cuautepec no se puede levantar un acta formal sobre este tipo de hechos, sino que debe acudirse a la vecina ciudad de Tulancingo, en la alcaldía les dijeron que el acta ya estaba levantada, que les llamarían cuando hubiera alguna novedad.

Con el transcurrir de los días, pese a la escasa instrucción y limitado manejo del idioma español de los padres, la familia de la niña decidió acudir a Tulancingo, en donde el Ministerio Público levantó la denuncia 18/HG/CAVI/142/2009 pero, sospechosamente, nada sucedía hasta que un periodista preguntó a José Alberto Rodríguez Calderón, procurador del estado, qué pasaba con la investigación. De Pachuca llamaron a Tulancingo y el caso comenzó a moverse.

Mientras tanto, en Cuatepec el clima se enrarecía. La niña sufría violencia verbal en las calles, al enfrentarse a los familiares de los violadores que la ofendían constantemente. Los locatarios del mercado donde ocurrió la violación, y donde también trabajan los padres de la niña, mantenían posturas confrontadas sobre el caso, aunque la mayoría se solidarizaba con la hija del los vendedores de hierbas. Algunos dudaban, pero durante una asamblea extraordinaria realizada para abordar el tema, una locataria hizo unificar los criterios:

- “¿Tanto escándalo por una María?”

Las y los comerciantes del mercado municipal se enfurecieron y exigieron retractarse a la mujer que había hecho el comentario fascista: “Esa María como usted la llama, es una niña de catorce años que puede ser su hija o la mía, y que fue salvajemente violada por cuatro brutos que andan libres, burlándose de ella y gozando de la impunidad que da el dinero”. La señora se cohibió, pidió disculpas y, visiblemente avergonzada, abandonó el lugar.

Hoy ya se han cumplido cuatro meses de que los papás de la niña, con su limitado español, lograron interponer una denuncia. Pero muy poco ha pasado. Tal parece que las autoridades estatales están de acuerdo con la señora del mercado que dijo “ ¿Tanto escándalo por una María?”, la diferencia es que aquella señora por lo menos se avergonzó de su dicho.

Hasta ahora, esta pequeña ha cosechado la solidaridad de casi todas y todos los locatarios del mercado de Cuautepec, salvo de aquellos que son familiares de los violadores, quienes desde sus puestos le gritan “puta”, “piruja” y demás linduras.

Los padres del violador que se dice más “influyente”, inclusive han ofrecido a los papás de la niña cien mil pesos a cambio de retirar la demanda. Los humildes indígenas serranos, con ocho de sus catorce hijos que mantener, han resistido valientemente por el anhelo de obtener justicia. “No voy a vender a mi hija”, ha dicho el padre.

Uno de los primeros avances del caso fue el citatorio para comparecer de los cuatro acusados, a quienes han intentado hacer pasar por menores de edad, cuando dos de ellos aparentemente no lo son. Además, la niña fue llamada a declarar ante el personal psicológico y de química forense en Tulancingo, pero estas personas manifestaron su incredulidad ante las declaraciones de la menor, porque dicen que ella no derrama suficientes lágrimas cuando narra los hechos.

En el caso de esta niña, tanto la primera como la segunda violación tumultuaria han ocurrido porque ella sufre la triple marginación que le da ser mujer, pobre e indígena (a parte de ser niña y, al igual que la mayoría de sus hermanos, nunca haber pisado una escuela y no contar con acta de nacimiento).

Ante tal escenario, lo menos que los tres niveles de gobierno en Hidalgo pueden ofrecer a esta menor indígena es el compromiso de que su caso será llevado limpiamente, y que el tráfico de influencias que hasta ahora se mira, cesará para llevar a los culpables a la cárcel. Pero nada de esto se vislumbra próximo.

El poder ejecutivo le ha fallado a una niña que, a los catorce años, debe trabajar en vez de estudiar. El poder legislativo le debe a esta pequeña el todavía no haber armonizado correctamente la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia en Hidalgo, con la cual se le garantizarían plenamente todos sus derechos sexuales y reproductivos.

Y el poder judicial, ¿qué decir cuando en el juzgado municipal de Cuautepec le mintieron para encubrir a un violador “influyente”? ¿Con qué cara podría el poder judicial negar estar en deuda con esta niña, si el personal encargado de hacer los exámenes psicológico y de química forense cuestionan que ella “no llora” cuando relata los hechos? ¿Cómo no dudar que el influyentismo mueve este caso, cuando la investigación contra los violadores se remitió a la mesa uno del Ministerio Público para adolescentes? ¡adolescentes! ¿Cómo saben en el MP que son adolescentes, si cuando decidió remitirlos a dicha mesa, ni siquiera los habían mandado llamar para que se comprobara legal y físicamente que los inculpados deben ser juzgados como adolescentes? Ahora resulta que además de ejercer violencia institucional, también ejercen la adivinación.

Aunado a lo anterior, los tres niveles de gobierno le deben a esta pequeña indígena el no haber adquirido un compromiso real con la institucionalización de la perspectiva de género en todos sus niveles, porque tal carencia pudo llevar este terrible caso a una pesadilla mayor, ya que, durante todo lo que va del proceso, ninguna autoridad, municipal o estatal, le ofreció a esta niña indígena violada tumultuariamente la Píldora de Anticoncepción de Emergencia. Tal vez piensen que no vale la pena armar tanto escándalo por una María.

Hace un año, el ex relator especial para los derechos humanos de los pueblos indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Rodolfo Stavenhagen estuvo en Pachuca y dijo que las problemáticas de los pueblos indígenas del mundo, en especial de México, siguen sin ser resueltas, pues éstos son víctimas “de la violación sistemática de sus derechos humanos”, y que viven situaciones de discriminación, injusticia y enfrentan deficiencias en educación y menosprecio de su identidad cultural.

Parecería que Stavenhagen hablaba de este caso en específico, porque sus palabras corresponden tal cual a esta historia. Hace un año, las autoridades del estado lo invitaron a que impartiera la conferencia magistral Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas, dentro de las actividades del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, organizadas por la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo. Ya estamos viendo el caso que las autoridades hidalguenses hicieron a las palabras del ex relator.

La Ley Estatal de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, dice que en Hidalgo la violencia institucional son los actos u omisiones de las y los servidores públicos de cualquier orden de gobierno que discriminen o tengan como fin dilatar, obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, así como su acceso al disfrute de políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia. Cualquier parecido con la actuación del poder judicial hidalguense en el caso de esta niña, es mera casualidad.

Con sus acciones, el poder judicial del estado nos demuestra que no vale la pena hacer tanto escándalo por una “María”. Aun así, sería muy bueno que por lo menos la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo considerara la posibilidad de atender el analfabetismo de esta niña indígena, quien a sus catorce años sólo ha conocido la violencia, misma que no sólo la ha seguido desde el día de su violación, sino que ha acompañado su crecimiento a través de la pobreza.

Esta pequeña vive con sus progenitores y ocho de sus catorce hermanos en un chiquero. No es figura retórica (ojalá lo fuera), literalmente esta familia vive en un cuarto que antes era un chiquero. Cuando el propietario sacó a los puercos, la niña y sus familiares llegaron a vivir ahí.

A principios de este mes nació su hermano más pequeño, un bebé que no alcanzó a que su madre llegara al hospital. Arribó a este mundo en un taxi que los vecinos se cooperaron para pagar. Del taxi al chiquero, este bebé ignora que se integra a una paupérrima familia en el momento en que su hermana de catorce años es violada tumultuariamente por partida doble.

Luego de que el personal psicológico y de química forense en Tulancingo dijera que dudaba de la niña porque no lloraba lo suficiente, la menor fue remitida a la capital del estado, para que la inspeccionaran psicólogas de la Subprocuraduría de Atención a la Familia y a la Víctima (SAFV) de la Procuraduría estatal.

En la primera entrevista en dicha instancia pachuqueña, las psicólogas le dijeron a la niña que era una mentirosa. La acosaron de tal manera que, por sugerencia de unas integrantes de organizaciones civiles, la pequeña dictó a su única hermanita que sabe escribir, una carta con todos los detalles del caso, la cual fue entregada por las activistas en propia mano al gobernador Miguel Ángel Osorio Chong. El mandatario hidalguense respondió: “No se preocupen, la vamos a ayudar”.

La “ayuda” consistió en que, luego de una sesión legal directamente en la procuraduría del estado en donde se concluyó que la niña “no tenía nada”, la menor fuera sometida a una segunda revisión por parte de la misma psicóloga que la acosó en Pachuca:

- “Si no dejas de mentir, te voy a meter a la cárcel”, le dijo la mujer.

La cabeza de la niña daba vueltas. No había comido nada en todo el día y no estaba preparada para esta nueva violación. La psicóloga no dejaba de cuestionarla, agredirla y amenazarla.

Ahora no sólo los dictámenes periciales de la Procuraduría dicen que no le pasó nada (contrario al dictamen médico inicial que determinaba lesiones graves en vagina y ano), sino que la psicóloga de la SAFV se empecina en convencerla de que tiene compulsión por las mentiras.

Pensó que la sesión legal en que se había presentado el video que los violadores le tomaron aquella desgarradora noche sería lo peor de todo, pero se equivocó. En este momento parecía lejano el dolor que le produjo ver las imágenes de celular que mostraban a cuatro tipos desnudos y con el pene erecto, burlándose de una niña que lloraba pidiendo misericordia.

- Con que cartitas al gobernador ¿eh? ¿No que no sabías escribir?

¡Mentirosa!

- La escribió mi hermana menor, ella es la única de nosotros que sí sabe leer.

- Eres una mentirosa, es lo que pasa.

La niña no pudo seguir. Guardó silencio y se abandonó a sí misma. Sólo alcanzaba a percibir lejanamente la voz de la psicóloga que seguía violentándola.

Trató de llevar su mente hacia momentos más gratos, pero lo único que vino a su cabeza fueron las palabras humillantes que recibe constantemente en las calles de Cuautepec, por parte de las familias de sus violadores, y que se suman a las ofensas que le han proferido algunos miembros de la procuraduría hidalguense:

- “Ya todo está arreglado”

- “La mamá de uno de ellos hizo la comida del cierre de campaña del diputado federal”

- “Mejor ya ni le sigas”

- “No les van a hacer nada”

- “Piénsalo, ustedes son casi puras mujeres”

- “Eres una puta”

- “Ellos tienen palancas en la procuraduría”

- “Pero si a ti te gustó, ¿ahora que reniegas?”

- “Ya se repartió dinero”

- “Los cien mil pesos que le ofrecieron a tu papá y que rechazó, ya los fueron a entregar a gente de la procu”

- “Eres una mentirosa”

- “Son amigos del alcalde”

- “India mugrosa”

- “Te voy meter a la cárcel si sigues mintiendo”

- “¿Tanto escándalo por una María?”

- “Nadie te va a creer”

- “Mentirosa”

- “Mentirosa”

- “¡¡¡MENTIROSA!!!” -

“Ya llévesela”, le dijo la psicóloga a la acompañante de la niña. “No sé por qué no quiere hablar”.

Succar Kuri

Un ejemplo de cómo funciona la educación sexual para prevenir el abuso sexual infantil, lo encontramos en los casos del pedófilo Jean Succar Kuri.

Jean succar kuri

Succar Kuri se acomodaba en su auto convertible a las afueras de la seucundaria La Salle, esperando seducir niñas y niños para llevarlos a sus villas, y allí inducirlos a tener sexo para producir pornografía infantil y lo que los pedófilos llaman real sex: poner adolescentes a tener sexo y grabarlos sin su consentimiento para luego vender esos videos.

Varias estudiantes sabían que Succar se llevaba a las niñas para tener sexo, incluso, decía una, "para violarlas". Cuando les preguntaron por qué creían que sus compañeras sí cayeron en las redes y ellas no, dijeron claramente que a ellas en casa desde la infancia les hablaron sobre sexualidad y lo que nunca debes hacer porque te haces daño.

Una de aquellas estudiantes tenía ocho años cuando la llevaron a ella y a su mejor amiga a casa de Succar Kuri. Ella logró escapar, pero su amiga sí fue abusada. Cuándo le preguntaron cómo fue que logró zafarse, dijo que en cuanto el viejo intentó meter su mano bajo el traje de baño para tocar sus genitales, ella salió corriendo, dijo que iba al baño, pero buscó a los vecinos y llamó por teléfono a su madre. ¡Una niña de 8 años! La pequeña recibió información sobre salud sexual, acompañada de la clara noción de que podía confiar en su madre, y fue educada para pedir ayuda.

Por desgracia la madre, al ver salvada a su hija, ya no denunció al sujeto y Succar siguió abusando de menores durante años. La niña que relató la historia, confesó que cuando el caso salió a la luz, se sintió culpable por no haber ayudado a su amiguita. Éstos son momentos en los que las personas adultas tenemos la oportunidad de educar a nuestra comunidad e intentar salvar a otras criaturas como salvamos a la propia.

Delito de pederastia

Buenas noticias para México, se avanzó en materia legal y por fin la semana pasada entran en rigor las modificaciones en donde se tipifica el delito de pederastia:

delito de pederastia

MÉXICO, D.F., 19 de agosto (apro).- A partir de este viernes, la pederastia será considerada como un delito y quien incurra en este deberá purgar de nueve a 18 años de cárcel y pagar una multa de 750 a 2 mil 250 días de salario mínimo.

Así lo establece el acuerdo mediante el cual se tipifica la pederastia en el Código Penal Federal que el Ejecutivo Federal publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Conforme a esta enmienda, el pederasta fue definido como aquella persona que se aproveche de la confianza, subordinación o superioridad que tiene sobre un menor de 18 años, derivada de su parentesco en cualquier grado, tutela, curatela, guarda o custodia, relación docente, religiosa, laboral, médica, cultural, doméstica o de cualquier índole.

Además, quien ejecute, obligue, induzca o convenza a realizar cualquier acto sexual al menor, con o sin su consentimiento, según el Artículo 209 bis, de nueva creación.
Se precisa que la misma pena se aplicará a quien cometa la conducta descrita en contra de alguna persona que no tenga la capacidad de comprender el significado del hecho o para resistirlo.

El pederasta podrá ser sujeto a tratamiento médico integral el tiempo que se requiera, mismo que no podrá exceder el tiempo que dure la pena impuesta, pero perderá la patria potestad, tutela, curatela, adopción o derecho que pudiera tener respecto de los bienes de la víctima.

El Artículo 209 Ter, también de nueva creación, señala que para determinar el daño ocasionado al libre desarrollo de la personalidad de la víctima, se elaborarán dictámenes para conocer su afectación.

“En los casos en que el sentenciado se niegue o no pueda garantizar la atención médica, psicológica o de la especialidad que requiera, el Estado deberá proporcionar esos servicios a la víctima”, apunta.

El decreto, que entra en vigor este viernes, también reformó el artículo 52 del Código Penal Federal para cancelar la posibilidad de que una persona sentenciada por el delito de pederastia acceda al beneficio de la libertad preparatoria.
También se modificaron diversas disposiciones del Código para que los menores que fueron víctimas de delitos de índole sexual tengan derecho al pago de tratamientos curativos o psicoterapéuticos por parte del responsable.

Fuente: Proceso

Sexualidad en los medios

En la actualidad percibimos mucha "información" sobre sexualidad a través de los medios. Y los niños están expuestos continuamente a este bombardeo.

sexualidad en los medios

Anuncios que te dicen usa preservativo, noticieros que te hablan de las terribles condiciones de niños y niñas explotados sexualmente, etc. Y por otro lado, también están los comerciales que utilizan al sexo femenino como objeto de deseo para vender perfumes, zapatos, ropa y hasta desodorante.

Es información a medias y es información contradictoria, si es que puede llamarse información. El problema con esto, es que cuando los infantes se quedan con esa información a medias no saben como manejarla.

No podemos confiarnos en su instinto para protegerse cuando se presente alguna situación de abuso sexual. Las alarmas se deben conocer, describir y luego entrenarse para reaccionar ante ellas. Y definitivamente la información sobre sexualidad que se maneja en los medios no es la ideal para prevenir a nuestros hijos, la información correcta sólo se puede dar en casa a través de los padres y con su apoyo.

¿Qué sucede si no hay información adecuada?

No tener la información completa es como preocuparnos por la posibilidad de un incendio, un ladrón y terremoto al mismo tiempo. Nuestro temor nos lleva a llamar a expertos para instalar una alarma para cada cosa, pero cuando cuando han terminado su instalación descubrimos que se fueron sin darnos las instrucciones pues confiaron en nuestra inteligencia para saber qué hacer.

En realidad no sabemos que hacer porque tenemos información a medias, suenan las alarmas pero no sabemos para qué sirve cada una; de repente llamamos a la policía cuando en realidad se está quemando nuestra cocina o sacamos el extintor cuando lo que sucede es que acaba de entrar un ladrón a la casa.

Así se sienten los niños que tienen información a medias a través de la televisión, la radio o los pasillos de la casa. Saben que algo malo puede pasarles, pero no saben como detectarlo y qué hacer.

No importa si en casa eres agnóstico o si se practica alguna religión, incluso ortodoxa, los valores morales siempre deben ir acompañados de una educación integral sobre salud sexual.

Está plenamente comprobado que los jóvenes que han recibido una buena educación sexual y a quienes se les han explicado los límites y los valores comienzan su vida erótica de forma más sana, con madurez emocional y en edades más tardías que aquellos que, al no saber nada, entraron en la vida sexual atropelladamente. Lo hacen aras de investigar aquello que en casa está prohibido.

La mayoría de las veces estas experiencias, sin conocimientos, se acompañan de violencia, imposición de actos no deseados e incluso terminan en embarazos adolescentes o en contagios de VIH/sida.

Hablar sobre sexo

En muchas casas hablar sobre sexo es tabú: de "eso" no se habla, no se oye, no se mira. Bajo el pretexto de proteger la inocencia del niño se le niega información de algo tan vital como lo es su propio cuerpo.

hablar sobre sexo

Sin embargo, cuando negamos esta información a nuestros hijos, lo único que hacemos es exponerlos al abuso sexual. La siguiente anécdota ilustra este punto:

"Mi madre era psicóloga. Durante la infancia nos explicó a mi y a mis hermanos y hermanas absolutamente todo lo que necesitábamos saber sobre salud sexual. Lo hizo además con gran inteligencia, pues hablaba siempre de nuestro cuerpo de manera integral: nos enseñaba los aspectos científicos de la sexualidad y las emociones que le acompañan. Sacaba libros que, aunque en los años setenta eran para adultos (como la enciclopedia de sexualidad de Masters & Johnson), le permitían mostrarnos los dibujos científicamente correctos y nos aclaraba con toda naturalidad que las niñas teníamos vulva y los niños pene. Nos explicó todo lo relacionado con la menstruación y la eyaculación nocturna, nos habló del deseo, de las sensaciones agradables de las caricias, cuándo son eróticas y cuándo no. También nos habló de cómo hay un momento para cada cosa en la vida de las personas.

No recuerdo una sola plática morbosa sobre sexo en casa, es decir, nunca vinculamos la sexualidad con el tabú. Mi madre siempre nos explicó que había momentos y personas adecuadas para hablar sobre sexo, que así como el cuerpo era un asunto personal y privado lo mismo aplicaba sobre las charlas y las preguntas sobre sexo.

Yo tendría unos seis años cuando me quedé a dormir en casa de una prima hermana y durante la cena se me ocurrió preguntar a mi tía si le gustaba su vulva. Creo que la pobre tía resistió el desmayo y simplemente me dijo que de "esas cosas" no se hablaba en esa casa. Años después mi prima me confesó que el conserje de su vecindad la había manoseado sexualmente y nunca se atrevió a decirle nada a su madre. Claro, pensé, mamá sabía lo que hacía. Mi prima pasó años relacionando el noviazgo y la exploración erótica con el derecho de los hombres a tocar a las mujeres, aunque ellas no quisieran".


La información adecuada es fundamental para que nuestros hijos y nuestras hijas sepan cuidar sus cuerpos, defenderlos cuando sea necesario, y aceptar que podrán vivir una vida sexual plena y gozosa.

Abuso Sexual Infantil NO

Él sitio Abuso Sexual Infantil NO (A.S.I.NO) nos invita a propagar su mensaje a través del siguiente banner:

Abuso sexual infantil NO

Abuso Sexual Infantil NO, es una organización de profesionales, padres, madres, abuelas y muchos más quienes decidieron luchar en contra del abuso sexual en Argentina.

Abuso Sexual Infantil NO se dedica adesbancar los mitos que perduran en nuestra sociedad y que impiden acabar con el abuso sexual en niños y niñas. Mitos como:


-El abuso es un invento, es producto de la imaginación del niño.

o

-El abuso no puede suceder con familiares y conocidos.


La organización también trata de cambiar la forma en que se toca el tema en el sistema judicial, para evitar que las víctimas tengan que revivir el trauma una y otra vez ante jueces, peritos y abogados.

Desde Abuso NO!! en México, los invitamos a visitar el sitio de Abuso Sexual Infantil NO y poner su granito de arena para acabar con el sufrimiento de miles de niños y niñas alrededor del mundo.

No olvides colgar el banner en tu blog o sitio web!!

Roles de género

El desarrollo de los roles de género es fundamental para comprender el abuso sexual, tanto el infantil como el adulto, pues están vinculados.

roles de género

Hace años, el abuso sexual no era tan condenado en la sociedad como pudiera parecernos. Los historiadores lo demostraron y los novelistas no se quedadron atrás: la idealización de la mujer esclava y sierva, el abuso sexual, la fantasía de violación de mujeres, niñas y adolescentes, es una constante que apenas en el siglo XX ha sido cuestionada por el movimiento feminista y de derechos humanos en todo el mundo.

Los abusadores, pero también muchos jueces, policías, fiscales y ministerios públicos, son hombres y mujeres tradcionalistas que han sido educados con roles de género estereotipados, y los reproducen fervientemente.

Estos valores resaltan la supremacía del hombre y la inferioridad de la mujer. En ese sentido, aunque el discurso diga otra cosa, la mujer no es una persona, sino un ser inferior, un objeto del deseo. Entonces las niñas y adolescentes son mujercitas, pequeños objetos cuya voluntad puede ser controlada o moldeada por el abusador.

La palabra del hombre tiene mucho más valor simbólico y peso social que la palara de una mujer y de una niña. Las mujeres que tienen el poder en el ambiente judicial muchas veces reproducen los roles de género tradicionales y sexistas para ser aceptadas en un mundo que por siglos fue territorio masculino.

Un ejemplo de esto aparece en una película infantil: Ratatouille. En donde la única cocinera que hay en el restaurante Gusteau, asegura haber logrado llegar hasta ahí por ser "la más ruda". No por ser la mejor cocinera, sino por asimilar su conducta a los perfiles masculinos para lograr ser aceptada.

Históricamente, la concepción de agresión sexual ha estado relacionada con los derechos de la mujer y su posición en la escala social. Actualmente las sociedades evidencian diferentes tasas de violación y la violación constituye una forma común de violencia masculina que no tiene fronteras de clase social o edad, aunque sí está relacionada con los roles de género.

Algunos estudios antropológicos han mostrado que aquellas culturas en el mundo libres de violación o en las que ésta es muy infrecuente (Arapesh de Nueva Guinea, Tuareg y pigmeos) coinciden en que el rol de la mujer y la niña es muy respetado.

En cambio, las sociedades propensas a la violación se caracterizan por su violencia interpersonal, dominación masculina y separación de los roles de género. Existe una clara relación entre la violación y la tendencia algunos hombres a la posesión, dominio y maltrato a las mujeres y niñas. Una de cada seis mujeres y uno de cada 33 hombres será víctima de violación al menos una vez en su vida. El 99 por ciento de las violaciones son perpetadas por hombres.

Quienes aceptan los mitos sobre la violación (entender que las mujeres piden ser violadas, que en el fondo les gusta) aceptaban en mayor medida este tipo de agresión. Un estudio realizado en 1984 sobre violadores encarcelados en las prisiones de Virginia, Estados Unidos, recopiló los motivos o estereotipos comunes que los violadores usan para justificar la violación:

  • Una mujer es víctima de su propia actitud seductora.

  • La mujer dice "no" cuando quiere decir "sí".

  • La mayoría de las mujeres en realidad se relaja y disfruta.

  • Las chicas buenas nos son violadas. La reputación de la víctima, sus características o su comportamiento no acorde con las espectativas normativas de los roles de género son facilitadores del delito.

  • La violación sólo es una falta leve



En un experimento con estudiantes adolescentes estadounidenses, a quienes se les mostraron videos de pornografía y luego se les interrogó, la mayoría admitió que si pudieran violar a una joven que les gusta, sin ser descubiertos y castigados, lo harían. La normalización de la violencia sexual juega un papel fundamental en el silenciamiento del abuso sexual infantil. En términos jurídicos, las palabras pedofilia y perastia no existen: se denominan violación y corrupción de menores.

Lo que ahora nos parece elemental no lo fue durante siglos para la mayoría. Sin embargo, todavía mucha gente se reproduce con una vaga noción del peso de la responsabilidad que conllevan la maternidad y la paternidad. la ignorancia es tierra fértil para la perpetuación de valores añejos que tienen como fin ocultar y negar los derechos humanos. Los pedófilos se nutren de esa ignorancia. La mayoría de sus víctimas se encuentran entre quienes no conocen, no saben y no pueden identificar los hechos para pedir ayuda a tiempo.

Secreto guardado

A lo largo de años y siglos, el abuso sexual ha sido un secreto guardado y callado por las víctimas, los abusadores y la sociedad en general. Esto se debe a que todo aquello relacionado con la sexualidad, la reproducción y la familia se encajonan en el ámbito de lo privado.

secreto guardado

los historiadores se han concentrado en relatar los hechos "públicos", es decir aquellos que consideran importantes para la sociedad: guerras, pestes, gobiernos, etc.; pero asuntos como los ocurridos dentro de las familias no se cuentan, se los considera irrelevantes.

Las historias de la vida privada eran cosa de la familia, no de la comunidad. Como resultado, ahora que analizamos asuntos como la violencia intrafamiliar, el abuso sexual y el sexismo, nos encontramos con que no están consignados en la historia y no hay cifras confiables. Son secretos guardados.

Es perfectamente factible que una persona encuentre cuántos soldados murieron en el período culminante de las Cruzadas, e incluso conseguiremos leer cuántos soldados, de qué edades y de qué bandos lucharon en Troya. Pero resulta imposible saber cuántas mujeres fueron violadas por los conquistadores de México, o cuántos niños y cuántas niñas fueron violados en cualquier comunidad, de cualquier país del mundo, en una época determinada; escógela, no encontrarás los datos, vemos otra vez que estos datos son secreto guardado.

Sólo hasta ahora es posible recuperar alguna información, gracias a los ensayos recientes de historiadoras y sociólogas feministas. Actualmente mucha gente asegura que ha aumentado el número de pedófilos, nada más falso; lo que se sucede es que ahora estas cosas se denuncian y salen a la luz pública, han dejado de convertirse en secreto.

De hecho, los abusos disminuyen en la medida que las mujeres han tenido acceso a la educación y se ha impulsado una cultura que defiende sus derechos, en la medida en que se educa a la infancia y se hace consciente a la sociedad.

El abuso sexual no debe ser un secreto guardado, es un delito y debe denunciarse.

Explotación sexual comercial infantil (ESCI)

El siguiente texto sobre explotación sexual comercial infantil, es parte de un folleto de la organización Infancia Común.

explotación sexual comercial infantil

¿Qué es la explotación sexual comercial infantil?



Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la explotación sexual comercial infantil (ESCI) es una violación de derechos humanos y una de las peores formas de explotación que ocurre cuando una persona o grupo de personas enganchan o utilizan a niñas, niños y adolsecentes en actividades sexuales con el objetivo de satisfacer su interés o los de terceras personas a cambio de cualquier remuneración, sea económica o de otro tipo.

La explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes en el turimo se entiende como: la promoción, publicidad, facilitación, gestión, financiamiento o explotación por parte de una persona o personas que viajan fuera de su propio país o región y emprenden actividades sexuales con menores de edad.

Tipos de explotación sexual comercial infantil:

1. Relaciones sexuales remuneradas

2. Pornografía infantil

3. Turismo sexual

4. Trata de menores para actividades sexuales


Hay mujeres y adolescentes, niños y niñas nacionales y de otros países que viven en un espacio social casi sin límites. Forzados a ser parte de una red de abuso en la que son vistos y utilizados como mercancía de intercambio. Un espacio en que sus voces son apagadas por el abuso, la explotación y la corrupción, sea por omisión o acción intencionalmente ineficaz de las autoridades públicas.

Explotación sexual comercial infantil

Las siguientes son algunas cifras respecto a la explotación sexual comercial infantil:

explotación sexual comercial infantil


  • Niñas y niños de 1 año y menos son víctimas de pornografía infantil.

  • A un pedófilo le toma 15 minutos desvestir a su víctima con la webcam, y 2 semanas tener contacto físico con ella.

  • Los agresores de niños y niñas en línea han incrementado un 1500% en sólo 13 años.

  • La pornografía infantil es el segundo negocio lícito más rentable a nivel mundial. Supera la venta de armas.

  • El ciberespacio hospeda más de 1 millón de imágenes de decenas de miles de niñas y niños sujetos a abuso sexual y explotación.

  • Se estima que 2 millones de personas de personas menores de 18 años, son sexualmente explotadas en la billonaria industria comercial sexual, la mayoría son niñas.

  • Se estima que 1.2 millones de niñas y niños son víctima de trata cada año.

  • La trata de personas ocupa el 2o lugar en la lista de crimen organizado mundial.

  • Alrededor del mundo, entre el 50 y 60% de las niñas y niños víctimas de trata, para esclavizarlos sexualmente, son menores de 16 años.

  • El abuso sexual en los últimos 30 años se ha incrementado 200%, 74% son menores de 14 años, 81% son mujeres, en el 65% la agresión continúa por meses, 20% adquiere una enfermedad de transmisión sexual y 10% se embarazan. Los depredadores son homicidas de almas.